Bruno Widman

Considerado uno de los maestros de la pintura contemporánea de América Latina, su obra alcanzó dimensión internacional desde hace 25 años cuando uno de sus cuadros fue subastado en Christie’s (1981). Se distingue por una técnica precisa la cual pone al servicio de un humor sutil y una actitud lúdica.

Teresa del Conde ha comentado sobre su obra: “Es un pintor figurativo, pero no un pintor que personifica a los seres elegidos como motivo de representación. El individuo anónimo, entregado a sus empeños laborales o de cualquier otra índole es el tema de su pintura. Estos seres se presentan en escala disminuida poblando escenarios cuya composición por lo general está referida a barracas, plazas, interior de edificios a los que priva de fachada y obras en edificación. Para armar sus escenificaciones se vale de todos los recursos de la pintura abstracta, de modo tal que son los ‘andamios’ o la ambientación, los que dan sentido a la escena.”

La obra de Widmann forma parte de importantes colecciones: el MOLAA de Long Beach, Cal., el Museo Reyna Sofía en Madrid, el Centro Pompidou de París, el Museo de Arte Moderno de Haifa, Israel, el Museo de Artes Visuales de Montevideo, Uruguay, el Museo de Arte Moderno de Legnano en Milán, Italia, entre otros países.

Bruno Widmann nace en 1930 en Montevideo, Uruguay, y se ha sostenido desde hace décadas como una referencia obligada de la plástica del sur de América.

Volver