Juan Manuel de la Rosa

EL HOMBRE DE PAPEL

 

A pesar Obra en papelde la rica tradición plástica de México  realizada en papel,  son  pocos los artistas contemporáneos  que se han distinguido por el empleo de este soporte como  parte de su lenguaje pictórico.  Entre ellos se encuentra, sin duda, el zacatecano Juan Manuel de la Rosa. Se requiere de una absoluta convicción en el valor del arte que se hace para no estar pensando en las veleidades del mercado. En nuestro medio, al papel no se le da la misma valoración que se da a otros soportes y esto se traduce en un empobrecimiento cultural, pues se prescinde de obras sumamente valiosas producidas por aquellos artistas que conocen las posibilidades de su empleo y el lenguaje que desde hace milenios ha sido desarrollado en la estampa. De la Rosa es uno de esos artistas. Todo un universo de figuraciones y trazos vinculados a la abstracción nos rumoran, nos llaman, nos gritan a los ojos sus enigmas y revelaciones. Después de cuatro décadas de trabajar el papel para consignar en su superficie sueños, ensueños y constancias descarnadas de realidades apacibles y tiernas, unas, y estriadas y amenazantes, otras,  Juan Manuel de la Rosa demuestra que literalmente se ganó a pulso el nombre de el hombre de papel. No en balde su aprendizaje de este arte durante su estancia en China. En este sentido se puede decir que es un embajador en su tierra del arte en papel que chinos y japoneses han llevado a grados de reconocido virtuosismo.

 

 

Volver