Gerardo Cantú

"Niña de Perfil" óleo/tela 62 x 48 cm VENDIDO

GERARDO  CANTÚ: SEIS DÉCADAS DE POESÍA

 Antes de hacerse pintor, Gerardo Cantú quiso ser poeta. A lo

largo de seis décadas de trabajo infatigable en su quehacer pictórico lo ha conseguido. Es un poeta de la plástica. Y ello se puede ver en la gran retrospectiva de su obra montada por el Museo Mural Diego Rivera de la ciudad de México.

 

A ese momento cumbre de su carrera, Cantú llega cuajado de

dibujos, grabados, óleos y murales realizados en diversas técnicas. Desde aquellos murales tempran"Pareja" óleo/tela 85 x 70 cmos  ejecutados en la Escuela Secundaria Número 1 de Monterrey, una de las dos segundas ciudades adoptivas (la otra es la ciudad de México) luego de que saliera de su natal Rosita en el estado de Coahuila, hasta los más recientes realizados en la Universidad Autónoma de Nuevo León,"Flores y toronja" Óleo/Tela 59 x 44 cm. el pintor pudo cumplir su aspiración de ser un muralista.

La Escuela Mexicana de Pintura dejó en él una huella profunda a la que sabría dar su propio estilo. Un estilo, por lo demás, que alternaría, como lo hizo otro gran Cantú (Federico) identificado con Monterrey, con la pintura de caballete y los medios propios del grabado.

En ese largo trayecto de producción plástica, Gerardo Cantú hizo de la suya una poética concebida, realizada y leída de diferente manera a la de la escritura, pero sin duda dotada de los claroscuros sentimentales, la trascendencia formal y las señales memorables de la poesía.

 

Volver